viernes, 16 de febrero de 2018

Cuestión de interés: De mayor quiero ser granjero.

De mayor quiero ser granjero. Esta es la cuestión que la familia de Nacho ha contestado esta semana. El lunes por la tarde montaron esta fantástica ambientación que recrea una auténtica granja con cada una de las partes que las componen.
Describir este montaje es ciertamente difícil. Cien y un detalles que enriquecen el impacto motivacional que se busca con esta parte del proyecto. La gran mayoría  está realizado con material reciclado: platos de cartón, globos, lana...que han conseguido que vuestros/as hijos/as, cada día, entrasen en una granja con todos los detalles.
Huerto, árboles frutales, gallinero, pocilga, pajar, tractor...son solo algunos de los elementos con los que los/as niños/as han interactuado diariamente.


















El jueves, Ángel Luis y Paloma nos visitaron para contestar la cuestión que nos ocupaba esta semana. Comenzaron, como es habitual, con  una asamblea de ideas previas para pulsar los conocimientos de los/as niños/as.






Seguidamente comenzaron con el desarrollo de la parte teórica, definiendo qué es una granja, un granjero/a y la funcionalidad de la granja.



Las partes que la conforman, y los animales que allí habitan.



















Durante esta sesión, las actividades musicales o algún cuento pequeño, consiguen que los/as niños/as mantengan la atención en periodos de tiempo más amplios.








Clasificaron a los animales de la granja que nacen de huevo y a los que lo hacen del vientre de su madre.






 Luego en diapositivas muy explicitas resumieron la alimentación, el lugar habitual donde desarrollan su vida, el nombre de sus crías, el del macho de la misma especie...





La granja del abuelo José. El abuelo de Paloma, muy cerquita de los terrenos que ocupa ahora nuestro cole, tenía una granja donde tanto ella como sus primos pasaron momentos inolvidables, que han querido compartir con todos/as nosotros/as. Fueron momentos muy entrañables y que les encantó a vuestros/as hijos/as.











A continuación fueron explicando qué nos dan cada uno de estos animales.









Una vez repasaron todo lo relativo a los animales, comenzaron con el huerto. Las diferencias entre frutas y verduras.




 La maquinaria agrícola y las tareas que se realizan en la granja.











Una vez finalizada esta parte de la sesión, pasamos a realizar las actividades de aseo y disponernos a desayunar este riquísimo bizcocho ambientado con la cuestión que nos ocupaba.






Cuando finalizó el recreo, Paloma y Ángel Luis, comenzaron con la parte práctica. La primera actividad consistía en la realización de un bingo sonoro de animales de la granja.








 Jacobo fue el afortunado ganador de este bingo tan particular.!!!




 Después, por mesas, jugaron al memori de los animales de la granja.






Para comprobar si habían entendido cuáles son las labores y tareas que se realizan en la granja, nada mejor que ponerse manos a la obra... dar de comer a la vaca, conejos, gallinas, cerdos, recoger huevos, frutas, verduras, ordeñar a la vaca, pasear a caballo...





















Seguidamente, clasificaron a los animales de la granja y los que no viven en ella. El mismo procedimiento siguieron para diferenciar entre frutas y verduras.







 Hubo tiempo también para disfrazarnos de patos, vacas, gatos...





Terminamos pasando por el photocall para tener un recuerdo de una sesión inolvidable!!!








Jornadas como la del jueves será difícil que la olvidemos en muchísimo tiempo. La familia de Nacho ha realizado un espectacular trabajo de principio a fin. Desde el indescriptible montaje que ubicaron en el aula el lunes hasta el último momento de la jornada del jueves. Un auténtico alarde y derroche de creatividad, imaginación, adecuación de actividades...
La implicación de contenidos de ecoescuela y coeducativos, la interactividad de los elementos que componen el montaje con el desarrollo de la sesión práctica,  la consolidación de los aprendizajes relacionando ambas partes de la sesión, la dinamicidad de las experiencias y la significatividad del aprendizaje han conseguido que vuestros/as hijos/as disfruten aprendiendo.
Las caras de los/as niños/as eran fiel reflejo de lo que vivieron. Este privilegio sería imposible que lo hubiesen disfrutado sin la entrega, la dedicación, el trabajo y la implicación de todos/as vosotros/as y, en este caso, de la familia de Nacho.

MUCHAS GRACIAS!!!!